Mensaje del Equinoccio – Marzo 2015


Queridos Fratres y Sorores de B.O.T.A.:

 

Con el propósito de promover un vínculo más consciente entre los miembros de la Orden en todos los niveles, nuestra Prolocutora General inicia con este mensaje la costumbre de enviar  durante el equinoccio un mensaje de inspiración y de relación amorosa entre todos nuestros grupos de B.O.T.A. en el mundo.

 

La época del equinoccio siempre es un periodo de un influjo muy intenso de fuerzas espirituales que podemos utilizar con grandes beneficios tanto a nivel individual como colectivo.


Desde antes que el tiempo existiera; antes de que nuestra historia fuera escrita, grabada, o cincelada en la piedra, el hombre documentó por todo el planeta su conocimiento de su mundo físico, social y espiritual en monumentos de tierra y piedra. Hoy en día nos parece increíble que sin pluma, papel, brújula u ordenador pudieran los gigantes intelectuales de aquella época medir con precisión el momento exacto del equilibrio solar en nuestro planeta. Todavía más sorprendente es la comprensión que los gigantes espirituales que había entre ellos tenían acerca de la influencia de los cuerpos celestes que giraban en las constelaciones por encima de ellos, y que también nombraron y organizaron en un sistema zodiacal.


Ahora, en el Siglo 21, seguimos sus huellas humildemente y aún se nos estimula a continuar profundizando y extendiendo nuestro conocimiento sobre los misterios que ellos vieron en los cielos arriba y su relación con nuestro planeta aquí abajo.

 

En este equinoccio, cuando el Sol entra en el signo de Aries, recordemos algunos de los conceptos importantes que relacionan este momento con nuestra vida interior. Aries, regido por Marte, el planeta de la acción y la iniciativa, también es el signo de la exaltación del Sol en el zodiaco, es decir, el lugar de su máxima expresión. El año solar del zodiaco comienza apropiadamente con el signo cuyo poder excitante, reproductor,  se mezcla con la fuerza fértil del Sol, nuestra luminaria más brillante.

 

El Decimoquinto Sendero del Emperador se inicia en la Belleza/Tifareth, y finaliza en la Sabiduría/Jokmah. Lo que indica que la Inteligencia Constituyente emerge desde el corazón, el Ego Único, el asiento del Rey, nuestra verdadera imagen de ser UNO con toda la humanidad. El Hijo está conectado con el Padre a través de este Sendero.

 

La belleza se hace realidad en nuestras vidas cuando se basa en los principios del Orden y la Razón iluminados. La constitución de nuestros pensamientos y acciones debe incluir naturalmente  a toda la humanidad y cuando es así ¿cómo podrían nuestras acciones dejar de ser constructivas y provechosas dentro de nuestra esfera de influencia? La expresión de nuestro Emperador, bien establecida, se convierte en la de un gobernante fuerte y benevolente en nuestras vidas.

 

Actualmente, el mundo necesita la fuerza poderosa de la visión iluminada. Al mundo no lo cambian los gobiernos, ni los ejércitos, ni el comercio. Más bien, somos nosotros, individualmente o en grupos, quienes haremos este cambio al sostener los principios de la verdad en nuestra imaginación, y aplicarlos para formar nuevos modelos en sus vidas. Quienes podamos ver y sostener una  visión clara de un mundo hermoso, seremos quienes cambiemos nuestro mundo desde el interior.

 

Al meditar en la Clave 4 (Aries) con las Claves 16 y 19 (Marte y el Sol respectivamente), y al seguir el hilo asociativo que sugieren, podemos aprender a aplicar estas fuerzas con la mayor eficacia, de manera sabia y consciente, usando las energías equilibradas en el período del equinoccio. Reflexione en su mensaje y le revelará cómo iniciar un nuevo ciclo de la vida, ya sea individual, colectivo o planetario, todos los cuales están unidos inextricablemente.

 

Que nuestras acciones sean guiadas por la Razón y la Lógica del Hijo, el Rey, el Ego asentado en nuestros corazones, y que llegue un nuevo día a la humanidad y establezca un nuevo modelo de Fraternidad en nuestro mundo.

 

Que las bendiciones de  L.V.X., Luz se extiendan hacia ti, mientras recorremos juntos el Sendero del Retorno.

 

Builders of the Adytum

 


B.O.T.A. 16 Boulevard Saint Assiscle 66000 Perpignan FRANCE

Tel.: (33) 4 68 87 21 09 E-Mail: europe@bota.org