Mensaje del Equinoccio Septiembre 2017

 
Examen Personal

Las noticias cotidianas son aterradoras cuando nos concentramos en las apariencias de lo que se informa. Existen dos tipos de respuesta espontáneos a las noticias traumáticas: una de temor y otra para culpabilizar a personalidades específicas, tales como políticos, terroristas o cárteles criminales, de todo aquello que parece malo u hostil en nuestro mundo. Ambas reacciones son advertencias de que no estamos concentrando nuestra mente como debiéramos. Estamos enfocándonos en la ilusión de la separación y sometiéndonos a la seducción hipnótica de la negatividad.


Necesitamos recordar que cualquier palabra, pensamiento o acción de odio expresada por cualquier persona, es parte de nosotros. Cada ser sobre la tierra es parte de nuestro Ser verdadero. Así que cualquier persona que exprese algo con lo que estemos en desacuerdo conscientemente, y cualquier cosa horrible que se manifieste, está relacionada con nosotros, es parte de nosotros. Condenar, culpar, criticar u odiar a los demás, y en general enfocarnos en las cosas que no nos gustan, solamente aumentan las expresiones mismas que deseamos ver eliminadas.


El temor, en este contexto, se basa en nuestra idea de que estamos separados tanto de la causa del problema como de la posibilidad de su solución, la cual, en nuestro estado atemorizado, parece fuera de nuestro alcance. Nos sentimos impotentes y sujetos a las acciones de los demás.


Sin duda, existen personalidades que expresan todo tipo de ideas terribles, emociones de odio, y acciones aterradoras. Sin embargo, nunca debemos perder de vista el hecho de que solamente son canales de expresión de aquellos modelos que todos hemos creado y que compartimos en nuestra consciencia colectiva.

 

¿Qué podemos hacer? Bueno, podemos recordar que: “Porque Dios no nos ha dado un espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de una mente sensata”1. Se nos han dado el espíritu y las facultades para superar aquello que hemos creado a través de nuestras personalidades.
Se nos ha dado la mente para que la apliquemos activamente. Somos los Magos de nuestras vidas. Primero necesitamos reconocer en nosotros mismos las mismas fuerzas que no deseamos ver manifestadas en nuestro mundo. En segundo lugar, necesitamos vigilar para no permitir que ninguna de las fuerzas destructivas se exprese a través nuestro. Entonces podemos dejar de lado nuestras personalidades y reconocer cuándo estamos expresando esas fuerzas para restringirlas. ¡Esto debiera mantenernos ocupados!

 

Sin embargo, es todavía más importante concentrar nuestra mente en los opuestos, en las fuerzas positivas que deseamos ver expresadas en nuestro mundo: las fuerzas de la compasión, del amor y de la comprensión. Podemos reemplazar las contiendas con la colaboración, los reflejos negativos con las iniciativas constructivas. Podemos crear imagines nuevas que estén de acuerdo con los principios de la hermandad en lugar de alimentar los patrones antiguos de desconfianza y conflicto.


Al mantener nuestras mentes en el pensamiento de que somos canales de expresión de lo Superior y al sostener en la mente que somos el Mago, podemos servir a la Vida Única al manifestar el Bien Supremo.


En L.V.X.
Los Stewards de Builders of the Adytum

 


B.O.T.A. 16 Boulevard Saint Assiscle 66000 Perpignan FRANCE

Tel.: (33) 4 68 87 21 09 E-Mail: europe@bota.org