Mensaje del Equinoccio – Septiembre 2019

 



Builders of the Adytum
Mensaje del Equinoccio
NUESTRO TESORO INVALUABLE
Septiembre 2019


Cuando inicialmente nos volvemos miembros de Builders of the Adytum, pocos tenemos un concepto claro del tesoro invaluable que se nos ha dado. En su libro: La Verdadera e Invisible Orden Rosacruz, Paul Case describe en considerable detalle el sistema de Grados de Iniciación y el significado de los diversos Grados y Senderos representados en el Árbol de la Vida Qabalístico. En este libro, y después en nuestras lecciones, aprendemos que los 10 Sefiroth del Árbol de la Vida se agrupan por Grados en tres “Órdenes”. La Primera, o la Orden inferior, está compuesta por los cuatros Sefiroth del Reino, Fundamento, Esplendor y Victoria. La Segunda Orden incluye las esferas de Belleza, Severidad y Misericordia, y a quienes han avanzado a estos Grados se les designa como “Adeptos”. A través de la historia y materiales de B.O.T.A. se indica que tanto Paul Foster Case como Ann Davies eran Adeptos que habían avanzado a estos Grados de la Segunda Orden. La Tercera Orden comprende a los tres Sefiroth superiores del Árbol: Entendimiento, Sabiduría y la Corona. Se llama “Maestros” a aquellos individuos que han alcanzado estos Grados.


Nuestra querida Ann Davies nos dice en su “Semblanza del Dr. Paul Foster Case, Fundador de Builders of the Adytum” (Adytum, News Notes, 1963, en inglés) que Paul Case recibió instrucción personal directa del Maestro R con el propósito de formar a los Builders of the Adytum. Ann Davies relataba frecuentemente que ella continuaba recibiendo guía e instrucción directa del Maestro R, incluso después de que Paul Case faltara.


Entonces, ¿qué significa esto para nosotros? Significa que el plan de estudio de las lecciones de B.O.T.A. preparadas por nuestros queridos Paul Case y Ann Davies, estaba bajo la guía y dirección de alguien que ha logrado los niveles de desarrollo o consciencia humanos indicados por los Grados Supremos en el Árbol de la Vida.


Desafortunadamente, existen almas inmaduras que no han logrado este nivel elevado de desarrollo, en quienes el impulso por el poder e influencia sobre los demás es la motivación primaria, quienes creen equivocadamente que cualquiera puede copiar o duplicar las lecciones escritas de nuestro plan de estudios y revisarlas o “re-presentarlas” según la conveniencia de sus intenciones equivocadas, y luego reintroducirlas como su propia versión de las Sagradas Enseñanzas de la Sabiduría.


El “Tesoro invaluable” no puede extraerse mediante el uso de meras palabras y ceremonias sin la “Clave”, que es lo única forma de entrar a la “Cripta” en donde se guarda el tesoro. Esta Clave es una preparación ética y moral que no puede fingirse.


En el capítulo final de La Verdadera e Invisible Orden Rosacruz, leemos respecto a sus miembros: “Cualquiera puede buscar la entrada, y cualquier persona que esté dentro puede enseñar a otra a buscarla, pero solamente quien esté listo puede llegar adentro. Las personas no preparadas ocasionan desorden en una comunidad, y el desorden no es compatible con el Santuario, el cual expulsa a quienes no son homogéneos. La inteligencia mundana busca en vano este Santuario, también los esfuerzos de la malicia tratan en vano de penetrar estos grandes misterios; todo es indescifrable para quien no está preparado, no puede ver nada ni leer nada en el interior. Quien está listo es eslabonado a la cadena, con frecuencia tal vez donde pensó menos probable y en un punto del que no sabía nada. Buscar estar listo debe ser el esfuerzo de quien ama la Sabiduría.”


¿Qué ofrece una Orden que no ofrezcan los impostores? La vinculación, la conexión, una relación verdadera con la Escuela Interna o la Tercera Orden. Lo que da vida al Trabajo de B.O.T.A. no son las palabras en la página, los rituales que leemos y realizamos, sino la conexión que hacemos a través de ellos. Mientras nos sujetemos a los principios éticos, morales y espirituales de nuestros fundadores, podemos mantener la orden externa de B.O.T.A. como un vehículo viable para la Escuela Interna. A través de esta vinculación nos reunimos como un Cuerpo de Luz, no importa que tan poco conectados estemos en el plano externo. Ya sea que vivamos, estudiemos y practiquemos de forma aislada o que podamos participar en el trabajo de grupo en el plano externo, la conexión con el Cuerpo de Luz mayor es real y nos apoya mientras permanecemos como Constructores verdaderos.


Fraternalmente en L.V.X.
El Board of Stewards

 


B.O.T.A. 19 Av Italie, 75013 PARIS, FRANCE

E-Mail: europe@bota.org