El Camino del Corazón:
A través del Sendero de Tav

encuentro Europeo 2022

 

Del Libro de los Signos sobre Tav:

"Por lo tanto, el fin de toda sabiduría se esconde en la palabra Tú. Lo que buscas es lo que eres realmente. El tesoro que viajaste tan lejos para encontrar es la Joya de la Eternidad en lo más profundo de tu corazón".

 

Hace eones fuimos enviados desde la Fuente, Dios, el Ser Único, para experimentar una expresión única del Ser. Primero, experimentamos estados de vibración como un gas o una luz, luego comenzamos a bajar nuestras frecuencias en agua, fuego o un mineral. Después de más eones comenzamos a experimentar lo que llamamos vida encarnada como un árbol o un rosal. Eventualmente tuvimos cuerpos de aspectos más desarrollados del reino animal como una araña, un pájaro o un perro. Hasta ese punto de nuestra evolución, estábamos descendiendo a través del Árbol de la Vida en un estado de percepción inconsciente de un alma grupal, y finalmente llegamos a Malkuth para asumir el vehículo de un ser sensible o consciente de sí mismo, como humano con un ego y, por lo tanto, un sentido de separación.  En el Reino o Malkuth, hemos pasado innumerables encarnaciones teniendo muchas experiencias hasta que llegamos a un punto en el que comenzamos a cuestionar el propósito de la encarnación y nuestro lugar en el cosmos. Éste es el comienzo del Sendero del Retorno subiendo de nuevo hacia Kether, o la Fuente, Dios, o la unificación completa con el Ser Único.

 

Nuestro primer sendero de vuelta hacia la unidad con el Ser es el Sendero 32, la Inteligencia de Servicio, de Asistencia o Administrativa de la Clave 21. Aquí es donde comenzamos a salir de nuestros deseos egocéntricos hacia el interés por ayudar a los demás. Este Sendero nos prepara para la verdadera bondad amorosa a través del servicio. En el curso de Ascenso en Meditación por el Árbol de la Vida, nuestra maestra, la Reverenda Ann Davies dice: "La Inteligencia Administrativa se relaciona con lograr esa conciencia que comparte la regencia de la tierra, porque uno ha comprendido que la verdadera regencia es inseparable del verdadero servicio. Quien está capacitado para compartir la administración de la tierra es el que se ha dedicado continuamente a ayudar a aquellos que todavía moran en las tinieblas".

 

Al principio podemos darnos cuenta intelectualmente de que prestar servicio para los demás nos acercará a la meta de la liberación, pero cuando damos desde nuestros corazones, aumenta la receptividad a la naturaleza de amor que fluye desde Chesed o Misericordia en el Árbol de la Vida. Entonces la decisión de servir se convierte en algo que buscamos porque sentimos este aumento de la naturaleza amorosa, que "... es la única satisfacción verdadera para un corazón pleno del amor que todo lo abarca". (Curso de Ascenso en Meditación).

A medida que avanzamos a través de este Sendero, llegamos a darnos cuenta de que el conocimiento que obtenemos a través de este trabajo, las fuerzas que aprendemos a dirigir, todas deben ser dedicadas al servicio de la vida. Esto es lo que nos alinea con el Ser Superior, que nos lleva en el Sendero hacia la liberación de la falsa creencia de la separación de la vida.

 

Para hacerlo debemos comenzar a comprender nuestras falsas creencias y patrones que tenemos dentro, así como lo que compartimos con la conciencia colectiva del resto de la humanidad. Debemos trabajar para descubrir estas influencias negativas que obstruyen nuestra meta de liberación de regreso a Kether. En primer lugar, a lo largo de todas nuestras lecciones de B.O.T.A. y todas las verdaderas enseñanzas espirituales, se nos ha enseñado de muchas maneras que toda vida es parte de nuestro Ser más grande, que todo es Uno, y que cada ser humano es un hermano o hermana. Cuando reaccionamos con prejuicio hacia cualquier grupo, raza o credo, simplemente no estamos en armonía con esta verdad universal. Estas falsas creencias todavía se mantienen en la conciencia colectiva que se basa en el engaño de la separación. En un momento de la evolución humana esto era necesario, pero a medida que ascendemos por el Sendero del Retorno hacia el Corazón del Uno, estas ideas y creencias deben ser abandonadas. Si ahora nos encontramos respondiendo a estos engaños, sólo estamos siendo receptivos a las creencias de la naturaleza inferior de la separación, que no están en armonía con nuestras aspiraciones superiores. Sentimos estas falsas ideas desde la conciencia colectiva porque todos somos Uno, y estos prejuicios pueden influir en nuestras personalidades a menos que nos demos cuenta de que estas falsas creencias simplemente fluyen a través de nosotros y no provienen de nosotros.

 

Debemos estar dispuestos a estar alerta para reconocer el comportamiento imperfecto en nosotros mismos, como enojarnos cuando sentimos que alguien está haciendo o diciendo algo no amoroso hacia nosotros. Podríamos decir que la persona nos hizo enojar, cuando en realidad elegimos enojarnos en base a nuestra comprensión incompleta de la situación. O tal vez sentimos celos hacia otro que tiene más dinero que nosotros y parece vivir una vida perfecta. Este sentimiento no es una respuesta pensada. Es una reacción automática al patrón de celos que es muy fuerte en la conciencia colectiva de la humanidad. Tendemos a reaccionar primero y luego racionalizar la razón por la que nos sentimos de esta manera, lo cual es un aspecto de la personalidad del ego inferior. Así nuestras mentes se vuelven esclavas de la respuesta negativa.  Sin embargo, no debemos culparnos por nuestros sentimientos inadecuados, más bien lo que debemos hacer es detenernos y reconocer estos sentimientos negativos que responden a antiguos patrones de error que nos llevan a rehusarnos a responder ante ellos. Cada vez que nos rehusamos a responder a estos patrones colectivos negativos, comenzamos a construir una nueva respuesta, que es la respuesta del amor, ¡incluido el amor propio!

 

La letra hebrea Tav, significa "firma" o "marca". Ésta era un signo de la salvación de la muerte y una señal de vida eterna. Es nuestra dedicación al servicio a los demás lo que pone la marca de protección y nos ayuda a evitar las reacciones negativas de la conciencia colectiva. En el mismo curso de Ascenso de Meditación,  Ann afirma: “Buscar lo superior en nuestras intenciones es lo que nos capacitará para reconocer cualquier tendencia adversa de la personalidad, como el orgullo espiritual, los deseos de poder o la necesidad de engrandecimiento de uno mismo. Estos deben ser resueltos y transmutados a medida que aumentamos en poder y conocimiento. A través de identificarnos con el Ser y recordar la unidad de la vida, podemos reconocer objetivamente cualquiera de esas afinidades y hacer lo que sea necesario para disolverlas”.

 

El Camino del Corazón es la unión continua con el Ser Superior, que es la meta de la Gran Obra. Lo que tenemos que reconocer es que actuar como si esto fuera cierto ahora, que actuar en todos los sentidos como un servidor de la vida. Esto debemos hacerlo en tiempo presente. No nos servirá pensar que, bueno, mañana o la semana que viene estaré menos enfadado o celoso. Debemos creer que somos servidores de Dios ahora, no en algún momento en el futuro.  Debemos enfocar nuestros pensamientos y creencias en el servicio amoroso que podemos brindar a otra persona o criatura. Esto nos llevará a la Unidad con nuestro Ser Superior.  Esto requiere práctica diaria. Primero, debemos prestar atención a lo que decimos a los demás, y verificar si esas palabras eran amorosas o estaban cargadas de odio. Luego necesitamos cambiar la forma en que nos expresamos a los demás para hacerlo de una manera mucho más amorosa y amable. A continuación, debemos crear una naturaleza más amorosa realizando pequeños actos de bondad, como decir "Buenos días" a todos en nuestros paseos matutinos o abrir la puerta a una madre que empuja un cochecito, o dejar que alguien pase antes que nosotros en la fila en el mercado.  Cada acto de amabilidad nos acercará a nuestra meta de vivir cada día con un corazón en verdad amoroso.  Debemos practicar enfocarnos en nuestros pensamientos, creencias, palabras y acciones a diario. Porque sólo entonces podemos progresar prestando atención y haciendo cambios amorosos y positivos en nuestras expresiones de personalidad.

 

A medida que viajamos de regreso a través del Árbol de la Vida, tomamos cada vez más conciencia de esta unión consciente con el Ser, pero al mismo tiempo mantenemos la experiencia de nuestra conciencia individual autoconsciente. Cuando dejamos la Fuente hace tanto tiempo, experimentamos la realidad en un estado de inconsciencia grupal, pero ahora como seres espirituales en el Sendero del Retorno, nos damos cuenta de la Unidad de todo, un estado de supra conciencia, conservando, sin embargo, el sentido de nuestro yo como un ego individualizado.  Sentimos la Unidad de Todo al tiempo que sentimos nuestra singularidad como parte de esa Unidad.  De hecho, somos expresiones únicas de Dios, pero siendo el Ser Único al mismo tiempo.

 

Ann Davies nos da el final perfecto para esta charla, que se encuentra al final de la lección # 6, curso de Ascenso en Meditación:

 

"El amor es la vía hacia el dominio. En verdad es el dominio. Sin amor, nunca traspasaremos los velos del engaño; nunca comprenderemos los misterios de la vida. El amor es la Gloria Central, el adorno del Ser. A través del amor nos unimos con el Ego presente en cada corazón humano. A través del amor percibimos allí a la divinidad. Entonces, no nos queda más remedio que dedicarnos a servir a la vida; no podemos evitar el anhelo de despertar a la humanidad a la gloriosa verdad. Esta es la perfección de la Inteligencia de Servicio. Nos convertimos en administradores de Dios, derramando el amor sanador a todos los reinos de la naturaleza".

 

Shalom

Lisa Voisen

Prolocutor General


B.O.T.A. 19 Av Italie, 75013 PARIS, FRANCE

E-Mail: europe@bota.org